martes, 23 de diciembre de 2014

Luna Roja

Foto: F.A

Se me vuela el tiempo cuando miro la luna. Cada vez me gusta más. Me desperté a las 4.30 en el más absoluto silencio. Oscuridad. Y Claridad..  Los sonidos de los zorros fueron llegando de a poco. Estoy en el campo, en un paraíso. Cargo leña en la chimenea, y tapo a mis cachorros que no van a despertar por un rato. La Reina nuuunca duerme, y me hace unos mates a la luz del fuego. Me abrigo. Chequeo la máquina de fotos, y salgo. Y No lo puedo creer.. Encontrar la noche sin una gota de viento, fresca, sin una sola nube.. y semejante espectáculo. Ocurre rápido, pero me da tiempo a sacar las fotos que quiero.. Ver un eclipse, y después ésto.. y un mate con abrazo que me invita a dejar la cámara y dejar que la luna nos mire como nosotros a ella. El Sol y ella se funden. Nosotros también.. Coloraaaaaaada se puso, la luna.

Arlequín.

Nada puede hacer que el tiempo se detenga.
Ni siquiera un segundo 
puede quedar asi .. eterno.
Se acerca siempre el instante de despedirse
incluso de uno mismo.
No hay queja nunca.
Acuerdos vagos de nobleza dudosa.
Miedos sordos y pensamientos ciegos.
Pero
Siempre salvaje mi eternidad de juguete
Te conserva intacta en una sonrisa
que todo detiene.
Hasta mis ganas de dejarme ir.
Son tus labios que saben besar 
esta boca que habló demasiado
Son tus manos que saben cuidar
este cuerpo que hubo andado
temblando
en tanta sangre loca que gotea y gotea
Insaciable. Eterna. 
Tan delicados tus besos que guardo silencio
y cierro los ojos locamente con miedo de que
todo sea un sueño absurdo..
 Cosas de arlequín.