lunes, 18 de agosto de 2014

Yo se lo que cuesta perseguir un sueño desde que sos muy chico, hasta que podés entender de que sueño se trata y que clase de sueño es. Y empezar a darle forma en tu cabeza, que arranca con forma de imaginación de chico y se materializa cuando en tu cara ya surcan líneas de varias batallas ganadas, perdidas.. Nadie me quita lo vivido.
 Nada se detiene, al contrario.. Comienzan a gritar desde el fondo del alma voces que me acompañan desde siempre, las mías mismas callando en su momento y hoy gritando de alegría.
 Todo lo que no iba a ser, fue. Es. Soy.
Mi mujer es perfecta. Me la eligió Dios. Y soy Padre. Y todos están bien. Y mi familia. Y mis amigos.
 Soy el hombre más afortunado de la tierra. EL más agradecido del mundo. El más Feliz del Universo.