martes, 18 de febrero de 2014

E.L.A

Todo está en la mirada. La mirada va siendo el último bastión a vencer. Y qué contradicción.. porque justo la mirada es la que lleva la chispa de tu alma que vive y vive. Y Vive. Y vive..
 Sin parar, Vive. Tu mirada habla y dice. A veces cortante por lo clara e impiadosa en el mensaje, pero en seguida calma y arropa con amor infinito de Padre y amigo. Esposo. Víctima de la nada. Tragedia de ningún lado. Como cuando te cae un rayo. Pero aún entonces, la mirada.. Conectar en la mirada. Y en el fondo de ella, una risa a carcajadas, corriendo por el lugar más bello de la tierra. De tu Mano. Hasta cuando es el último bastión.. La mirada.. y al leer en ella, el mensaje es claro: No me venció. No me vence. Nunca me va a vencer.