martes, 26 de marzo de 2013

Mi Alma y Morfeo.

Ahí estaba el muy perro... Morfeo de espaldas, a pocos metros de distancia..
 Finalmente no era ni muy alto, ni ancho, ni formidable.. No le veo el color de pelo por la capucha boba que lleva..
Más información »