sábado, 8 de septiembre de 2012

El abrazo del ser querido. E inmediatamente, Un buen Médico.


   Una de las personas que más quise era del interior. Era el tipo más inteligente que conocí. El que más calle tenía. Pero, a la hora de elegir a su médico, se trató durante treinta años con un Iriólogo. Tal era nuestra confianza, que alguna vez lo acompañé a verlo. Escuché cosas como " Veo el mal luchando contra el bien", " La zona pulmonar reacciona así por la angustia que te provoca tal cosa..".
  Nuestra amistad era tal, que me podía tomar la libertad de recomendarle ir a hacer una "Interconsulta"(?) con un Médico Clínico (!!). Que se hiciera un hemograma simple y una plaquita de tórax.. pero en esa más absoluta confianza se reía, y me decía que ese Iriólogo lo llevaba adelante con unos globulitos que iba tomando, y que nunca había pasado nada en treinta años. Todo eso mientras adelgazaba cada vez más rápido.
  Fué ese mismo profesional el que
Más información »

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Give me five..!